Blog de myPOS Consejos

¿Qué es una tarjeta de débito y cómo funciona? [Guía detallada]

¿Alguna vez te has parado a pensar en todas las tarjetas que llevas en la cartera? Hay muchas, ¿verdad? Es posible que tengas tarjetas del cajero automático, tarjetas prepago, tarjetas de crédito y, por supuesto, están las tarjetas de débito. Pero, ¿qué es una tarjeta de débito?

Aparte de ser una pequeña y fina pieza de plástico para realizar pagos, ¿cómo funciona y por qué deberías pensar en pedir una en tu institución financiera o banco? ¿Cuáles son los beneficios que puedes esperar recibir al usar una tarjeta de débito? En esta publicación de blog, veremos estas y otras preguntas. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

¿Cuál es el significado de tarjeta de débito?

Además de cumplir con las dimensiones relacionadas con su tamaño acorde a la norma ISO/IEC 7810 ID-1, una tarjeta de débito típica posee habitualmente las siguientes características: generalmente un número de tarjeta de 16 dígitos impreso o en relieve, una banda magnética, un panel de tira para la firma, un código de seguridad de la tarjeta o CVV.

Aparece además el logotipo del banco emisor, un holograma, el logotipo de la marca de la tarjeta (Mastercard, Visa u otros), una fecha de vencimiento, el nombre del titular de la tarjeta y un chip EMV, aunque este último no aparece en todas las tarjetas y la presencia de esta característica dependerá de tu banco emisor.

Si estás pensando, pero ¿no es esto como una tarjeta de crédito? – ¡Tienes toda la razón, pero con algunas excepciones, por supuesto! El punto clave con las tarjetas de débito es que te permiten hacer uso de los fondos que posees en tu cuenta.

En algunos casos, habrá un servicio de descubierto disponible si excedes la cantidad real de fondos en tu cuenta, pero en otros casos, tu cuenta de débito o cuenta corriente solo te permitirá trabajar con fondos que ya tienes.

Puedes también hacer uso de la tarjeta de débito para retirar dinero en efectivo de cajeros automáticos o hacer compras a través de lectores de tarjetas de crédito, retirando el dinero de tu cuenta.

7 ventajas de las tarjetas de débito

Son fáciles de conseguir

Las tarjetas de débito habitualmente solo hacen preciso que rellenes un formulario de solicitud con una cuenta corriente de tu banco o institución financiera. Sin embargo, dado que con este documento no estás obteniendo una línea de crédito, no se hace necesario que le demuestres a tu banco un historial crediticio sólido o un aval de crédito.

Esto hecho hace que obtener una tarjeta de débito sea un proceso relativamente sencillo a la que puedes acceder a través de instituciones financieras autorizadas.

Protección y seguridad

Todos sabemos que llevar dinero en efectivo no es únicamente inseguro, sino que también se está convirtiendo en una forma anticuada de comprar. Es aquí donde entran las tarjetas de débito. Son una herramienta excelente si te roban tu tarjeta porque puedes comunicarte rápidamente con tu banco o institución financiera para bloquearla y evitar así que alguien haga uso de tu tarjeta.

Las tarjetas de débito pueden, además, protegerte contra el robo dado que precisan de un PIN para retirar efectivo de un cajero automático y, en ocasiones, también se requiere un PIN para realizar transacciones en un datáfono, esto dependerá del importe que estés pagando.

Además, algunas tarjetas de débito ofrecen protección de ciberseguridad si realizas compras online para asegurarse de que solo tú, la persona autorizada, puedas realizar compras con tu propia tarjeta.

Sin deudas, tarifas por servicio o cargos por intereses

Las tarjetas de crédito son famosas por los intereses que se cobran sobre los importes pendientes de pago. Estas tarifas pueden variar y puedes llegar a pagar desde un 10% hasta un máximo del 32,99%, dependiendo de tu banco o si has incurrido en cargos por demora. Estas cantidades pueden sumarse y costarte más de lo que inicialmente pensabas.

Con una tarjeta de débito, puede evitar esas costosas tasas por intereses. Tampoco acabarás endeudándote, dado que estás utilizando fondos que ya tienes a tu disposición en lugar de depender de tu banco para obtener crédito.

Puede, además, evitar algunas tarifas de tarjetas de débito retirando efectivo de la red de cajeros automáticos de tu banco o cajeros asociados. Retirar efectivo de cualquier otro lugar podría resultar costoso. Esto se aplica a la retirada de efectivo de cajeros automáticos en el extranjero.

Te ayuda a tener el control de tus gastos

A causa de que las tarjetas de débito están asociadas a tus cuentas corrientes, esto significa que tú pagas o retiras solo el dinero del que dispones en la cuenta, puedes realizar pagos en tiempo real y adaptarte a tus posibilidades.

La gran mayoría de los bancos e instituciones financieras ofrecen aplicaciones móviles que pueden ayudarte a realizar un seguimiento de tus gastos. También puedes evitar realizar compras impulsivas con una tarjeta de crédito, puesto que la fecha de pago típica para estas compras es el mes siguiente, habitualmente con un pago mínimo inferior al saldo total adeudado.

Mejora tu presupuesto

Cuando realizas un pago con una tarjeta de débito, el dinero se retira casi de inmediato de tu cuenta bancaria. Esto implica una mayor responsabilidad contigo mismo y podrás gastar el dinero de manera más responsable.

Gana intereses mediante tu cuenta corriente o de ahorros

Tu tarjeta de débito puede también ayudarte a obtener ingresos extras. Esto ocurre si hay un saldo mínimo diario en tu cuenta. Si este es el caso, podría ganar intereses compuestos, además de tener la ventaja añadida de usar tu tarjeta de débito para cajeros automáticos y retiradas de efectivo.

Obtén recompensas

Has oído hablar de las recompensas de las tarjetas de crédito, pero ¿qué pasa con las recompensas de las tarjetas de débito? ¡Sí, las hay! Únicamente depende de tu institución financiera, pero puedes ganar puntos por el dinero gastado y luego puedes canjear estos puntos por viajes, compras, tarjetas de regalo o más.

Los distintos métodos de transacción con tarjeta de débito

Entonces, ¿cómo funciona una tarjeta de débito?

Como ya se mencionó antes, una tarjeta de débito funciona generalmente permitiéndote usar fondos que ya tienes. Funcionan como un cruce entre tarjetas de cajero automático y tarjetas de crédito.

Esta son las similitudes: son como tarjetas de cajero automático porque te permiten retirar efectivo de los cajeros automáticos, pero por otro lado, son similares a las tarjetas de crédito dado que te permiten realizar compras a través de terminales Punto de Venta. El saldo de tu cuenta variará, dependiendo de cuánto deposites en ella y cuánto gastes.

Es además bueno tener en cuenta que, por lo general, dispones de un límite de 24 horas o un tope sobre cuánto puedes gastar o retirar dentro de un ciclo determinado de 24 horas.

Además de esto, podrás usar tu PIN, que solo tú conoces, al retirar dinero en un cajero automático o al realizar una determinada compra. En cambio, en este último caso, la petición del PIN dependerá de la cantidad que se esté retirando de la cuenta.

Métodos de transacción

Existen dos métodos principales de transacción que puedes utilizar con tu tarjeta de débito. Estos son las retiradas de efectivo y los pagos habituales. Démosle un vistazo a cada uno de ellos con más detalle.

Retiradas de efectivo

Las retiradas de efectivo en los cajeros automáticos siguen siendo importantes, ya que todavía no somos una sociedad completamente libre de efectivo y el efectivo en algunas partes de Europa sigue siendo muy valioso. Italia es un ejemplo.

Al retirar efectivo en un cajero automático, se te pedirá que introduzcas tu Número de Identificación Personal (PIN), que solo tú conoces. Además, solo puedes retirar lo que tienes asignado como tu límite diario máximo.

Ten en cuenta que si retiras dinero de un cajero automático que esté fuera de la red de tu banco, incurrirás en algunas tarifas y comisiones. Lo mismo ocurre retiras dinero efectivo de un cajero automático en un país extranjero.

Métodos de pago

Existen cuatro métodos de pago principales para realizar compras mediante el uso de tu tarjeta de débito:

  • Banda magnética: cada tarjeta de débito está equipada con una banda magnética que puede ser pasada por el POS del comercio al realizar un pago. 
  • Sin contacto: para realizar un pago sin contacto, deberás en primer lugar asegurarte de que tu tarjeta posee el logo de pago sin contacto. Una vez conoces este dato, solo tienes que colocar tu tarjeta sobre el dispositivo TPV o ponerlo delante de él durante un par de segundos hasta que se procesa el pago.
  • Chip y PIN: en algunos casos, será necesario que introduzcas el chip de tu tarjeta en el TPV, lo que formalizará la transacción. En la mayoría de estas transacciones se te requerirá el PIN.
  • Online: el método más moderno que está ganando popularidad es el de los pagos online. Este sistema hace preciso que introduzcas los datos de tu tarjeta en la pasarela de pago de la página la cual, una vez aprobado el pago, te permite completar la compra.

¿Cómo anular pagos con tarjeta de débito?

Una vez que haya identificado el error de pago y se dé cuenta de que se trata de un error personal, deberá ponerse en contacto inicialmente con el comerciante o la fundación donde se realizó la transacción.

El comerciante se dará cuenta del error y anulará el pago con tarjeta y devolverá el importe a su cuenta inmediatamente. Sólo tendrá que llevar la tarjeta que utilizó para obtener el reembolso.

Cómo utilizar una tarjeta de débito

Puedes utilizar tu tarjeta de débito para realizar compras del mismo modo que lo harías con una tarjeta de crédito o una tarjeta prepago. Sin embargo, hay un aviso.

Debes asegurarte de que el pago que realizas no exceda el saldo de tu cuenta. Si esto sucede, tu transacción probablemente será rechazada debido a saldo insuficiente, o podrías terminar haciendo uso del servicio de descubierto, que también incurre en algunos gastos adicionales.

¿Cuándo cuesta una tarjeta de débito?

Por decirlo rápidamente, tener una tarjeta de débito no te costará nada. Sin embargo, debes recordar que utilizarás tu propio saldo depositados en la tarjeta de débito y que algunas tarifas también pueden colarse. Dichos cargos incluyen cargos por descubierto si sobrepasas tu límite o también puedes recibir un cargo por saldo insuficiente.

También se cobran tarifas si haces uso de cajeros automáticos que estén fuera de la red de tu banco, y es posible que también tengas que pagar por adelantado si pierde tu tarjeta de débito o te la roban. Por último, existen tarifas de transacción en el extranjero si utilizas tu tarjeta en un país extranjero

Una tarjeta de débito que se utiliza en un datáfono

¿Dónde puedes conseguir una tarjeta de débito?

El modo principal de conseguir una tarjeta de débito es a través de bancos tradicionales, instituciones financieras o los llamados neobancos, que son bancos sin una ubicación física pero que te permiten rastrear tus compras y pagos entrantes a través de aplicaciones móviles sencillas de utilizar.

La protección y seguridad de la tarjeta de débito

Debido a que una tarjeta de débito hace preciso de un PIN para retirada de dinero de cajeros automáticos, nadie excepto tú que conoces tu PIN puede usarlo sin tu permiso. En cambio, es posible que tu tarjeta caiga en manos que no deberían, tanto si la pierdes como si te la roban. En estos casos, deberás comunicar el hecho lo antes posible a tu banco o institución financiera.

Mientras que algunos de pedirán que llames telefónicamente a un centro de ayuda, otros harán necesario que acudas físicamente a una sucursal para declarar la pérdida o robo de tu tarjeta.

Lo bueno es que cuanto antes comuniques el hecho, más rápido podrá tu banco congelarla y asegurarse de que nadie se vaya de compras con el dinero que tanto te ha costado ganar. Una vez que tu tarjeta expire, puedes deshacerte de ella fácilmente o darle un buen uso.

¿Qué es una tarjeta de débito negocios?

Una tarjeta de débito negocios es una tarjeta de plástico corriente que tiene casi todas las características de una básica. En cambio, recurre a los fondos que ya están disponibles para la propia empresa a partir de las ventas y los beneficios obtenidos.

Uno de los beneficios de usar una tarjeta de débito negocios es que las tarifas de transacción suelen ser más bajas y no se pagan intereses como sí se haría normalmente con una tarjeta de crédito.

Si bien la mayoría de las tarjetas de débito negocios son de plástico, existen innovaciones en el mercado que proporcionan niveles adicionales de prestigio a los comerciantes a través de las tarjetas metálicas.

Diferencias entre tarjetas de débito y crédito

Aunque parecen casi idénticas, existen algunas diferencias entre las tarjetas de débito y crédito. Si bien es cierto que con ambas tarjetas puedes retirar efectivo, las tarjetas de crédito incurren en cargos por intereses, dado que básicamente estás pidiendo dinero prestado a tu banco y éste espera que tú le pagues esta cantidad más adelante.

Además de eso, las tarjetas de crédito extienden una línea de crédito, que es un dinero que no te pertenece a ti sino a su banco. Con una tarjeta de débito, pagas o retiras efectivo utilizando el saldo que realmente posees. No interviene ningún préstamo.

Las tarjetas de crédito pueden, además, ser más adecuadas para compras de importes altos, aunque esto se arrastrará en el estado de cuenta del próximo mes que reciba, además de las tasas de interés de las tarjetas de crédito. A pesar de esto, las tarjetas de débito no proporcionan estados de cuenta sobre el dinero prestado, y únicamente recibirás tu estado de cuenta al final del mes, indicando tu saldo inicial seguido de la cantidad de compras y retiradas de dinero en efectivo de cajeros automáticos que hayas realizado durante el mes.

Conclusión

Responder a la pregunta “¿qué es una tarjeta de débito?” puede parecer fácil al principio, pero como has visto, no es tan sencillo como parece. Aunque una tarjeta de débito pueda parecerse casi por igual a una tarjeta de crédito, existen algunas diferencias importantes. Una de los principales es que una tarjeta de débito te permite utilizar los fondos que ya tienes en lugar de pedir prestada una línea de crédito a un banco o institución financiera.

Sin embargo, una vez que solicitas tu tarjeta de débito, que es en realidad un proceso bastante sencillo, puedes aprovecharte de algunos beneficios reales, como no pagar tasas de interés sobre el crédito prestado, disfrutar de ciertas recompensas y más.

Utiliza tu tarjeta de débito en cajeros automáticos para retirar efectivo, pásala o toca con ella en un comercio para comprar artículos, o considera la opción de comprar con ella en comercios online. ¡Estas opciones se han creado para ponértelo más fácil!

Compartir este artículo:

Artículos relacionados

Contáctenos
Cookie

Seleccionar preferencia de cookies

2-3