Blog de myPOS Consejos

¿Qué es el dropshipping y cómo funciona? [Guía de negocios]

¿Estás buscando un modo sencillo de acceder al mundo del comercio electrónico y comenzar el negocio con el que has estado soñando? El dropshipping es un modelo de negocio online que puede ayudarte a alcanzar nuevas metas con solo unas pocas horas de trabajo al día.

Y lo más importante es no requiere una gran inversión. Obtén más información sobre qué es el dropshipping, cómo funciona y cuáles son los principales pros y contras de esta práctica comercial.

Significado del término dropshipping

El Dropshipping es un sistema de cumplimiento de pedidos que no hace preciso que tengas productos en stock. La tienda vende el producto y pasa la orden de venta a un proveedor que posteriormente envía el producto solicitado.

Esta puede parecer una forma de ganar dinero fácil: vendes los productos de otras personas y recibes una parte para ti, pero cuando tenemos en cuenta todos los inconvenientes, los obstáculos y la gestión diaria, no es tan sencillo.

¿Qué es un dropshipper?

Un dropshipper es un fabricante o proveedor que gestiona el inventario de un minorista y envía los pedidos a sus clientes. El minorista es el principal responsable de conseguir clientes al dirigir el tráfico a la tienda y procesar los pedidos, lo que significa que, de hecho, tú serás el intermediario.

Sin embargo, como minorista, tú obtendrás una buena parte de los beneficios al vender los productos a un precio superior. Es un modelo de negocio sencillo que puede resultar bastante rentable.

¿Cómo funciona el sistema dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio del tipo de cadena de suministros, que hace uso de una red de proveedores, materiales, fabricantes y minoristas, para crear y distribuir un producto.

Desde la producción hasta el envío, el dropshipping envuelve habitualmente a los siguientes:

  • Un cliente realiza un pedido a un minorista.
  • El minorista comunica el hecho a su socio de dropshipping, normalmente el fabricante o mayorista, quién empaqueta y envía el producto al cliente.
  • El socio de dropshipping cobra al intermediario por el servicio y el intermediario le cobra al cliente.

En términos generales, cuanto más corta es la cadena de suministro, mayores son tus ganancias. Esto se debe a que hay menos partes involucradas que se llevan una porción. La cadena de suministro más corta en dropshipping es aquella en la que se trabaja directamente con el fabricante.

Ventajas y desventajas del dropshipping

Este modelo de negocio posee, por supuesto, una serie de ventajas y desventajas, las cuales es importante tener en consideración:

Conozca las ventajas y desventajas del negocio de dropshipping

Ventajas

1. Es necesaria una pequeña inversión

Con toda probabilidad la mayor ventaja del dropshipping es que es posible poner en marcha una tienda de ecommerce sin tener que invertir miles de dólares en inventario. De forma tradicional, los minoristas han de inmovilizar grandes cantidades de capital para adquirir inventario.

Con el modelo dropshipping, no necesitas comprar un producto a menos que ya se haya realizado una venta y se haya recibido el pago del cliente. Sin una inversión inicial significativa en inventario, es posible comenzar a comprar productos y ejecutar un negocio de dropshipping de éxito con muy poco dinero. Y debido a que no te comprometes a vender inventario comprado previamente, como un negocio minorista tradicional, existe menos riesgo.

2. Un negocio dropshipping es fácil de crear

Para comenzar a hacer dropshipping no necesitas experiencia previa en negocios. Tómate un tiempo para aprender los conceptos básicos y podrás montar un negocio online mientras aprende el resto sobre la marcha.

No necesitas un almacén para almacenar tus productos o un gran equipo. Tampoco necesitas preocuparse por las entregas. Todo esto significa que puedes iniciar tu negocio hoy, en cuestión de horas.

3. Sencillo de escalar

En un negocio minorista tradicional, si recibes el triple de pedidos, por lo general tienes que hacer tres veces más trabajo. Al utilizar proveedores de dropshipping, ellos se encargarán de la mayor parte del trabajo de procesamiento del incremento de pedidos, lo que te permitirá escalar tu negocio sin problemas y con menos trabajo añadido.

El incremento de las ventas siempre conducirá a una mayor participación, especialmente en relación con el servicio al cliente, pero las empresas que utilizan dropshipping disponen de ventajas organizativas sobre las empresas tradicionales de comercio electrónico.

4. El dropshipping es flexible

Puedes gestionar tu tiempo y marcarte tus propias reglas. Esta es definitivamente una de las carreras más flexibles que cualquiera puede seguir.

Con este tipo de negocios puedes trabajar desde casa, llevándolo a cabo en el momento que mejor te convenga. Esto es ideal para emprendedores que quieran crear una empresa propia. No tendrás que preocuparte por hacer nada porque tú serás quién marque tu propio ritmo.

El dropshipping es también flexible en el sentido de que te proporciona muchas opciones para tomar decisiones que creas que son correctas. Puedes lanzar nuevos productos fácilmente cuando así lo desees y ajustar tus estrategias sobre la marcha. Si decides darte un respiro, puedes automatizar todo para generar ingresos pasivos mientras estás fuera.

5. Es posible delegar gran parte del trabajo a aplicaciones

Para poner en marcha un negocio de comercio electrónico no es necesario crear un equipo de especialistas en marketing o especializarse en todas las profesiones. Hay muchas aplicaciones que pueden ayudarte a automatizar tu proceso de marketing.

Puedes, por ejemplo, ejecutar anuncios de Facebook (Facebook Ads) en piloto automático en lugar de pasarte semanas tratando de descubrir los mejores métodos de publicidad dinámica en redes sociales. Puede dejar que las aplicaciones hagan el trabajo mientras tú te ocupas del resto de tu negocio de dropshipping.

Desventajas

Conozca las desventajas de las empresas de dropshipping

1. Bajo margen de beneficio

Por supuesto, dado que no es necesario que administres ni almacenes tu propio inventario, los gastos generales son bajos, pero los retornos no son tan altos. Inviertes menos dinero y obtienes menores ganancias. Eso significa que la actividad que debe mantener tu negocio debe ser alta, solo para mantenerte a flote, y mucho mayor para obtener un beneficio importante.

La mayor parte del dinero de cada venta que realizas se la lleva el dropshipper.

Eso es apenas suficiente para cubrir tus gastos en marketing y publicidad, mantenimiento del sitio web, administración de pedidos de venta y cubrir tus horas de trabajo. Además de eso, notarás que tus beneficios, en gran medida, también están determinados por el tráfico a tu sitio, por lo que, si estás construyendo una marca de comercio electrónico desde cero, deberás tener paciencia hasta que obtenga una gran base de clientes.

Es mucho más prudente concentrarse en el dropshipping cuando ya dispones de una fuente de tráfico regular.

2. El dropshipping puede complicar el procesamiento de pedidos

El dropshipping puede parecer sencillo: el cliente realiza un pedido, tú lo procesas y tu proveedor lo lleva a cabo.

En cambio, si manejas productos de varios proveedores, puedes encontrarte con algunos problemas importantes. Cada uno de tus proveedores puede utilizar una solución de envío distinta, lo que presenta un problema tanto para ti como para tus clientes. Dependiendo de tu configuración de envío, los gastos pueden ser prohibitivos, especialmente cuando envías varios productos.

Los diferentes proveedores dispondrán también de diferentes estructuras de procesamiento y facturación. Dado que debes gestionar la interacción con tus proveedores, esto a veces puede resultar una tarea complicada.

3. Problemas de inventario

Si eres tú quien almacena todos tus productos, es relativamente sencillo realizar un seguimiento de qué artículos están en stock y cuáles están agotados. Pero cuando te abasteces de varios almacenes que cumplen con los pedidos de otros minoristas, el inventario puede cambiar a diario.

Afortunadamente, hoy en día, existen varias aplicaciones que te permiten sincronizar tu sistema con el de tus proveedores. De este modo, los minoristas pueden “transmitir” pedidos a un proveedor con uno o dos clics y tener la capacidad de ver en tiempo real cuál es el stock de ciertos artículos.

4. El dropshipping hace más difícil la atención al cliente

Este es otro desafío que aparece cuando los pedidos salen mal o las entregas fallan. Como propietario de la tienda, no dispones de mucho control sobre estos aspectos, por lo que no puedes influir tanto en la gestión de pedidos y en el servicio al cliente.

Una de las desventajas más desagradables del dropshipping es que debes asumir la culpa cuando los clientes tienen quejas. Asumir la responsabilidad y lidiar con los errores en nombre de tus proveedores, es parte de este modelo comercial.

5. Alta competitividad

Dado que se necesita muy poco capital para poner en marcha un negocio de dropshipping, esta baja barrera de entrada genera mucha competencia, y los mercados más populares están ya bastante abarrotados. Siendo realistas, cuanto más grande es una empresa, más puede reducir sus márgenes para ofrecer unos precios más bajos.

Las empresas más pequeñas deben recortar sus márgenes solo para seguir siendo competitivas con sus precios, y llega un momento en que esto se vuelve insostenible. Para hacerlo aún más difícil, es probable que no obtengas un trato exclusivo con tus proveedores, lo que significa que cualquier competidor puede vender los mismos productos.

Y cuando estás empezando, las empresas con mayores recursos tendrán la capacidad de vender a menor precio del que tú lo haces.

Cómo elegir a un proveedor de dropshipping

En general, una buena estrategia es formalizar acuerdos de dropshipping directamente con los fabricantes de los productos. Cuantos menos intermediarios tenga que pasar la compra, mayores serán tus ganancias.

Cualquier tarifa adicional que te cobren tus socios de la cadena de suministro afectará a tu resultado final, por lo que siempre que sea posible, es mejor trabajar directamente con un fabricante.

Algunas preguntas para hacer a los posibles proveedores son:

¿Cuánto cobran?

Antes de elegir un socio proveedor a distancia, compara distintas ofertas. Si el precio al por mayor no es suficiente para obtener una ganancia decente con los productos, busca otro proveedor.

Pregunta también si hay una tarifa de manipulado y, si la hay, considera el modo en que esta podría afectar tu margen de beneficio. De nuevo, cada tarifa y cada intermediario afecta a tu resultado final, así que optimiza el proceso tanto como te sea posible.

¿Cómo se entregan los productos?

Busca un socio que envíe productos a través de un servicio que proporcione un número de seguimiento para cada artículo enviado. De este modo, si los clientes te preguntan sobre el estado de sus pedidos, podrás proporcionarles información precisa y actualizada.

Y con el envío llegan las devoluciones. Es importante conocer la política de devoluciones y los términos de la garantía.

¿Cuál es el sistema de facturación?

¿Cobran los socios de dropshipping una tarifa en el momento en que se realiza el pedido? ¿O envían una factura mensual? Asegúrate de elegir un socio cuyo proceso de facturación sea adecuado para tu flujo de caja.

¿Es el dropshipping rentable?

Existen muchos modos de arrancar y hacer crecer un negocio de dropshipping. La historia del comercio electrónico cuenta de vendedores que comenzaron un negocio de dropshipping para ganar unos centavos extra al mes, mientras que otros llevan a cabo múltiples tiendas y han obtenido enormes beneficios.

Tanto si deseas comenzar con el dropshipping como una introducción al comercio electrónico o como un modelo de negocio que pueda sostenerse por sí mismo, es importante comprender la forma en que este concepto puede ser rentable.

5 consejos para un negocio de dropshipping exitoso

Existen varias prácticas recomendadas que puedes implementar para garantizar el éxito de tu negocio de dropshipping.

Consejos para un negocio de dropshipping rentable

Especificidad del producto

Aunque el dropshipping te permite vender una amplia gama de productos, esto no significa que tengas que vender todo. Realiza estudios de mercado y analiza las tendencias para definir con exactitud lo que deseas vender en tu tienda.

Descubre qué es lo que se demanda, qué es fácil de conseguir y qué aquello que un grupo objetivo en particular demanda.

Haz que la compra online sea un placer

Desde el pedido hasta la entrega, el recorrido realizado por el cliente debe ser lo más fluido posible. Esto comienza con una web de comercio electrónico fácil de usar. Invierta en crear un sitio web elegante que sea fácil de usar en cualquier tipo de dispositivo.

Construir un negocio de confianza

La reputación de tu negocio lo es todo, por lo que no solo has de disponer de socios de confianza y un excelente sitio web, sino que también deberás trabajar para aumentar la credibilidad online de tu negocio, para ganarte así la confianza de tus clientes potenciales.

Desde crear una presencia sólida en las redes sociales hasta diseñar campañas de marketing por correo electrónico de éxito, establecer relaciones sólidas con los clientes te ayudará a triunfar.

Pon el foco en la calidad

Incluso si has examinado con todo detalle a un proveedor, debes tener cuidado con el servicio ofrecido una vez que haya comenzado vuestra colaboración.

Por ejemplo, si ha habido varios casos de productos dañados, paquetes perdidos o entregas retrasadas, consulta al proveedor y, si es necesario, rompe la relación para no perder la confianza de tus clientes.

Organízate

El dropshipping puede implicar un gran trabajo de administración y añadir mucho trabajo a la gestión de tus operaciones. Podría merecer la pena encontrar un empleado que se ocupe de las partes de la cadena de suministro para mantener tus procesos funcionando a plena capacidad.

Conclusión

El dropshipping puede ser la opción correcta para tu negocio de comercio electrónico, pero esto solo debe llevarse a cabo después de una detallada planificación.

Un enfoque flexible, tanto de la oferta como de la demanda, te permite probar tus ideas de oferta de productos, evitar el costoso almacenamiento y navegar por las últimas tendencias. Configura tu tienda online gratuita y comienza tu negocio de dropshipping hoy mismo con myPOS Online.

Compartir este artículo:

Artículos relacionados

Contáctenos
Cookie

Seleccionar preferencia de cookies

2-3